Cristina ha sido capaz de enseñarnos a localizar nuestras emociones e interpretarlas, permitiéndonos así, conseguir una perspectiva más amplia sobre lo que nos pasa. Hemos conseguido hacer una introspección muy productiva. Como resultado nos hemos sentido más seguros de cara al escenario laboral y profesional. Es un placer pasar tiempo y aprender de profesionales que demuestran que les apasiona lo que hacen, y además, con un método flexible y dinámico que te hace sentir cómodo y realizado. Solo tengo palabras de agradecimiento. Ha sido un verdadero placer.